Collar Valentía

$62.810

Collar Valentía formado por Turmalina Sandía y Semilla de Cuarzo Rosa, de Cornalina o Crisocola.

Turmalina sandía

A nivel mental, la piedra turmalina sandía favorece la tranquilidad y la sensación de seguridad. Así, es perfecto para combatir el estrés y la ansiedad, superar la timidez y expresarse en público sin miedo.

Además de disipar las emociones y energías negativas, la turmalina sandía aporta una sensación de renovación y esperanza en el futuro. Todos los pensamientos oscuros y parásitos se eliminan para dejar espacio a la positividad y el optimismo.

Esta piedra también es conocida por aportar rectitud, sabiduría y rigor a su portador. Gracias a su acción beneficiosa sobre el chakra del corazón, cura las heridas emocionales y promueve el amor incondicional. Al multiplicar por diez la sensibilidad, la benevolencia y la ternura, armoniza naturalmente las relaciones familiares, de amistad y de amor.

La turmalina sandía puede utilizarse para estimular la creatividad y la imaginación. Su energía suave y reconfortante está especialmente recomendada para los niños inquietos o hiperactivos.

 

A nivel físico, la piedra turmalina sandía es conocida por energizar el cuerpo. Gracias a su efecto estimulante, calma el sistema nervioso, refuerza el sistema inmunitario y regula la circulación sanguínea. Además, esta piedra se utiliza a veces para favorecer el proceso de curación.

Asociada al amor, la turmalina sandía favorece la fertilidad e infunde paciencia. Por tanto, es una piedra ideal para acompañar a las parejas que desean concebir un hijo. Las mujeres pueden llevar esta piedra durante todo el embarazo para protegerse de las malas energías durante este periodo.

La turmalina sandía también es una piedra excelente para deshacerse de sentimientos negativos como el miedo, la ira, los celos o el resentimiento. Al reforzar la energía del corazón, la turmalina sandía permite sanar tanto física como emocionalmente. Durante un periodo de fatiga o convalecencia, alivia el cuerpo y proporciona una gran sensación de confort.

Su acción sobre el chakra del corazón aporta un gran confort y ayuda a curar las heridas emocionales. Cuando este chakra está equilibrado, multiplica por diez las cualidades del corazón, como la compasión, la ternura, la benevolencia, la autoestima y la tolerancia.

En pocas palabras, la turmalina sandía es una piedra que alivia los corazones magullados, dolorosos o cerrados. Llevándola a diario, avanzará de forma natural por el camino de la curación emocional y aprenderá a desarrollar el amor incondicional hacia si mismo y hacia los demás.

 

Cuarzo rosa

El Cuarzo Rosa es una piedra de amor incondicional y paz infinita. La más importante para el corazón, lo purifica y abre a todos los niveles. Calma, da seguridad y es excelente usarlo en casos de traumas o crisis. Facilita el perdón y la autoaceptacion, e invoca la autoestima y la confianza en uno mismo. Fortalece el corazón físico y el sistema circulatorio, libera impurezas de los fluidos corporales. Potencia la fertilidad. Ayuda en los casos de Alzheimer, enfermedad de párkinson y demencia.

 

Agata Cornalina

Esta piedra tiene un gran poder estabilizador, además realiza un gran aporte a la vida estimulando la motivación y la creatividad, es excelente para aquellos que desean salir de su zona de confort.

Ayuda a superar el decaimiento emocional y la confusión, esto se debe a que tiene el poder de equilibrar nuestras emociones.

También se utiliza como amuleto en los hogares y negocios como protección contra el mal de ojo, la envidia y los pensamientos negativos dirigidos hacia el poseedor del amuleto.

La cornalina está asociada a la energía del poder y la ambición bien encausadas. Por ello es comúnmente utilizada para alcanzar el éxito profesional, calmar las tensiones en reuniones decisivas y para dar claridad mental al momento de tomar una decisión de índole laboral.

 

Crisocola

 

 

La crisocola es una piedra tranquila que te ofrece apoyo, te ayuda a meditar y a comunicarte. Dentro del hogar expulsa todo tipo de energías negativas. Es benéfica para las relaciones que se han hecho difíciles, estabilizándolas tanto a nivel del hogar como las personales. La crisocola calma, limpia y energetiza todos los chacras, alineándolos con lo divino. Encima del chacra del plexo solar hace que expulse las emociones negativas; en el chacra de la garganta mejora la comunicación y, en el chacra corazón cura la pena e infunda la capacidad de amar. Puesta en el tercer ojo, te ayuda a abrir la visión psíquica. Psicológicamente, la crisocola fomenta la autoconciencia y el equilibrio interno a la vez que imparte confianza y sensibilidad. Mentalmente reduce tensiones y mantiene la “cabeza fría”, fomenta la verdad y la imparcialidad. Emocionalmente alivia la culpa y aporta alegría. Mantenla posicionada sobre la piel en el lugar que sea más adecuado o puesta sobre el tercer ojo.

Compartir: